Chris Burden, David Bowie y los Lions

Chris Burden, David Bowie y los Lions

Chris Burden, David
Bowie y los Lions

El sucesor de dandi, el lion

Un tema del álbum de David Bowie Heroes se titula «Joe the lion», un individuo de sobrenombre elegante y actitud distante que superó el culto a sí mismo en un desmesurado arrebato de expresión artística. Su imperturbabilidad le hizo de hierro y así pudo, en un acto de sadismo sacralizado, hacer que le crucificaran a un automóvil.

«Joe the lion», una extraña reaparición del dandi, un ser que por su êthos, por su natural esencia no entiende la existencia como reacción ni insurrección. Lo que le impulsa es la connaturalidad irremediable de su singularidad audaz. Su vida es en sí misma un acto de genuina rebeldía. Crea sus propias convenciones, su propio código en torno al individualismo que entiende como la capacidad de autonomía e independencia resolutoria. El individualismo como una proyección de la cultura humanista racionalista; un individuo que, arrojado en un mundo hostil, toma la determinación de dirigir la nave de su destino oponiéndose a los nada favorables vientos de estos mares. El único logro del aventurado es el cultivo de lo súper-individual y el desdén a lo sobrenatural, lo común y lo vulgar.

El protagonista de «Joe the lion» pudo ser un trasunto de Chris Burden porque Burden no fabuló, ni poetizó, ni compuso una pieza musical, confirió realidad a la ficción artística. Sus piezas Shoot (1971) o Trans-fixed (1974) son una muestra de ello. En la primera, un asistente le pegó un balazo en el brazo y en la segunda, fue clavado en la parte trasera de un Volkswagen escarabajo. En estas obras su planteamiento del fenómeno artístico es en cierto modo el de la agresión al creador.

La convicción de idear, planear e infligir un sufrimiento al propio artífice indagaba el desafío, la subversión. La obra de arte viviente del happening debía ser contravenida en obra de arte hiriente que lesionaba, pero sin llegar a destruir a su creador.

El paso del tiempo va dejando cada vez menos espacios y la insistencia en la autoafirmación de la negación a través de la reacción por la novedad y su ubicación en el plano de lo real transforma el antiguo Mal de Werther en un grotesco espectáculo amarillo. Los códigos del a contrapelo contemporáneo en el ámbito de la comunicación de masas actúan como catalizadores de la vulgaridad.

La pretensión de eternidad, la ilusión de quietud, de paralización del instante en el presente de la experiencia vital, el olvido de la irreversibilidad del tiempo era la actitud con la que los extinguidos dandis combatían su principal obsesión: el horror por el paso del tiempo. Como el caballero durmiente de Palacios, la admonición de la filacteria siempre presente en la vigilia y el sueño, «hiere eternamente, vuela veloz y mata».

En 2005 Joseph Deutsch, un estudiante de la UCLA, University of California Los Angeles, en la que Burden impartía clases presentó su proyecto de final de carrera en un seminario dirigido por el artista Ron Athey. El estudiante sacó una pistola la cargó con una bala se apuntó a la cabeza y disparó. Después intentó descargar el arma, pero no lo consiguió. Entonces salió del aula. Instantes después los participantes del seminario oyeron un disparo.

Tres semanas después Burden y su mujer, la artista Nancy Rubins, renunciaron a sus puestos de profesores de la universidad californiana por considerar que la Universidad había tratado con ligereza el «incidente». Burden manifestó que el alumno había «aterrorizado» a todos sus compañeros. Una nueva dimensión del happening una especie de reality happening show. No se llegó a averiguar si el arma empleada en la performance era una réplica o si Deutsch empleó un arma real.

¿Fue Joe un lion de la laya de Lenny?

Artículo publicado en la plataforma SUITE101 2010

  

Ficha técnica

  • Autor: Team.Studio
  • Proyecto: Chris Burden, David-Bowie y los Lion
  • Localización: BCN
  • Versión reducida: No
  • Año: 2010-2011

Proyecto

Artículo publicado en la plataforma Suite101
Team.Studio

© 1977 / 1997 Risky Folio, Inc. Courtesy of The David Bowie Archive™

— Tell you who you are if you nail me to my car —


David Bowie · Joe the Lion

CONCLUSIÓN: ORDALÍA SOBRE LA CRÍTICA IMPOSIBLE

Algunos han considerado la figura de los lions parisienses como la pervivencia del muscadin o del incroyable rebelde y elegante del Directorio en el reinado de Luis Felipe. La exquisitez de sus formas influyó en el dandismo británico, crisol de la estética frente a la elegancia ordinaria y la cultura del individualismo. En los años veinte del siglo XIX, el dandi era una figura caduca en Paris, y los lions se caracterizaban por su proclividad a la celebridad y la fatuidad. Chris Burden, David Bowie y los lions plantea el sentido de la transgresión, su ocasión e irrepetible singularidad. La constricción de la estética, la rebelión y la contravención dentro de un canon académico o en la vulgaridad de lo ordinario no dejará de engendrar inadvertidamente grotescos caraculiambros extemporáneos.

 

Chris Burden

Trans-Fixed
Venice California 1974

La acción artística de la performance extrema y autoflagelante de Burden culmina o se agota en Trans-Fixed. El automóvil, los aeroplanos, los barcos y las infraestructuras viarias de las urbes centrarán gran parte de la producción de Burden después de 1975. La atracción por la máquina y la forma artística de body performance se sintetizan en esta pieza mediante una ascesis artística del dolor y una identificación con el objeto de deseo «gritando por mí, el motor se aceleró a pleno gas durante dos minutos».

Volkswagen Beetle 1973

 

 

TRANS-FIXED 1974 – CHRIS BURDEN

La crucifixión voluntaria de Burden en los montantes traseros de un Wolkswagen Escarabajo cierra una etapa dominada por la conjugación de una secular mortificación de la carne con actos de violencia innocua. El automóvil vuelve a ser protagonista en su siguiente obra B-Car de 1975, pero con ella se inaugura un planteamiento diferente. Burden, valiéndose de su formación en ciencias físicas, se centra en el diseño y fabricación de artefactos o estructuras dejando atrás el cuerpo disciplinante como eje de la manifestación artística.

© 1974 Chris Burden copyright del artista

 

Notas sobre el artículo

Chris Burden, David Bowie y los lions

El artículo forma parte de una serie de escritos sobre arte, cultura y política e industria culturales. En ellos se recuerda, por ejemplo, la obra de José Luis Brea; la adquisición de El vino de la fiesta de San Martín de Pieter Bruegel el Viejo por el Museo de El Prado o la subasta de las obras de arte contemporáneo de Lehman Brothers tras su quiebra.

Burden en la UCLA

Publicidad original de VW 1977 – Genuine VW Parts: The people who built your VW used them. And so should you.

Genuine Parts Vanitas – Óleo sobre tela Team.Studio 2001

MADRID·BASE BLOG

Cultura, fotografía, exposiciones, artes plásticas y diseño

Ir arriba
Ir arriba